Obtén un descuento del 10% off en tu primera compra ingresando en código MIPRIMERACOMPRA

EL PANTALON COLOR POLVO

Los inicios del pantalón chino se remontan a los años 1848 y fue gracias a Sir Harry Lumsden, un comandante inglés mientras estaba destinado en la India. Surgió de la necesidad de camuflar su uniforme blanco para disimular la suciedad.

Él mezcló una combinación de café, curry y moras para obtener un nuevo tono llamado caqui, una palabra hindi que significa “color polvo”.

Esta práctica militar se volvió muy popular esos días, incluidas las guarniciones españolas en filipinas. Sir Harry encargó a su hermano en Inglaterra que enviara los pantalones a sus hombres que trabajaban en el terreno en Peshawar, Punjab.

El cambio fue muy bien acogido, pues además de ser una prenda práctica también era cómoda así que todas las fuerzas de regimiento que cumplían su servicio en la India adoptaron estos pantalones como su uniforme de vestir activo y de verano ya que al ser de una tela originalmente en algodón de sarga estrecha eran perfectos para el clima a diferencia de sus antiguos uniformes.

En 1867 y 1868, las tropas indias viajaron a Etiopía durante la campaña de Abisinio bajo el mando del general Sir Robert Napier para liberar a los cautivos británicos y persuadir por la fuerza al rey Teodoro de que cambiara sus prácticas. Fue durante esta misión que los soldados del ejército británico vieron estos cómodos uniformes de color caqui y quedaron completamente encantados al ver la comodidad y el aspecto de estas prendas, los adoptaron como vestimenta de campaña colonial durante la Guerra Mahdista de 1884-1889 y la Segunda Guerra de los Bóers de 1899-1902.

Fue durante esta guerra que las tropas británicas se conocieron como "Khakis" debido a sus uniformes. Después de su triunfo, el gobierno convocó una elección a la que se hace referencia en los libros de historia como la “elección caqui”, un término que ahora se usa para describir cualquier elección convocada para aprovechar la aprobación del gobierno después de ganar una batalla o guerra.

En 1898, el Ejército de los Estados Unidos comenzó a introducir uniformes de color caqui para la Guerra Hispano-estadounidense y, en unos pocos años, todas las ramas de las Fuerzas de los Estados Unidos, incluida la Armada y el Cuerpo de Marines, siguieron su ejemplo. En 1902, las fuerzas británicas hicieron de los uniformes de color caqui su atuendo predominante para el servicio continental. Para camuflarse con el entorno, comenzaron a optar por tonos más oscuros con tonalidades verdes que llevaron a los distintos tonos de caqui que conocemos hoy día.

En la Primera Guerra Mundial, los caquis verde oliva eran un identificador clave de las fuerzas británicas y estadounidenses, y posteriormente fueron acogidos por muchos ejércitos de todo el mundo.

Esta prenda no solo proporcionó a los soldados un uniforme más cómodo, sino que también ofreció más protección de los combatientes en comparación con los uniformes de estilo de vestuario que se usaban anteriormente, que eran bastante elaborados o, en algunos casos, usaban colores brillantes. Los uniformes caqui ofrecían a los soldados la oportunidad de camuflarse en su entorno, lo que dificultaba que las fuerzas de combate los atacaran o vigilaran.

A medida que pasaron los años y los soldados estadounidenses comenzaron a regresar de la Segunda Guerra Mundial, que acabó con las portadas de todos los periódicos del mundo, los civiles comenzaron a notar los pantalones que usaban los hombres que luchaban en el extranjero, y en la década de 1950, la popularidad de los pantalones caqui comenzó a crecer haciendo que los hombres comenzaran a usar variaciones de ellos los fines de semana y de manera informal a un juego de béisbol o barbacoas en el patio trasero con sus familiares y personas cercanas. Hollywood pronto lo siguió, lo que llevó a una generación a definir los chinos como un símbolo del estilo americano sin esfuerzo.

En 1960, los pantalones caqui habían adoptado un nuevo nombre para una versión más elegante y posiblemente más elegante de los pantalones. Ahora llamados "chinos" por La palabra real "chino" que se deriva del nombre español de China, ya que la tela de sarga de algodón utilizada para los pantalones se originó en china.



 

Y aunque los años 80 y 90 dejaron de lado los chinos, han regresado con cortes más ajustados y colores más frescos para la ropa.

 





 

 

 

Referencias bibliográficas: 

 https://westernrise.com/blogs/news/garment-study-chino-pants

 https://www.gentlemansgazette.com/khaki-pants-chinos-trousers/